¿Estás preparado para tener una mascota?

Tomar la decisión de tener un animal de compañía es algo que hay que pensar mucho pues supone la aceptación de una serie de responsabilidades. Si no podemos aceptarlas no deberíamos de tener a ese animal.

 

La responsabilidad de tener una mascota, no acaba en adiestrarlo, educarlo, sacarle a la calle para que mee fuera de casa, evitar que moleste al vecino... La responsabilidad que asumimos nos obliga a OFRECERLE UNAS CONDICIONES DE VIDA ADECUADAS.

 

Las leyes de protección animal (escasas en España) regulan que no pueden estar atados en recintos pequeños y que deben disponer de un cierto espacio, pero no basta con las condiciones mínimas legisladas que rozan el maltrato. Debemos de proporcionarles un espacio adecuado, sacarles a pasear y a hacer ejercicio con regularidad y constancia, ocuparnos de su aseo y de su higiene, bañarlos, cepillarlos, cortarles el pelo, protegerlos del frío y del calor, de las inclemencias del tiempo, proporcionarles una cama adecuada y un espacio de descanso.

 

La alimentación será otra responsabilidad. Debemos proporcionarle un alimento completo, equilibrado, digestible y en cantidades adecuadas. Evitar que padezca enfermedades o alteraciones por excesos o por defectos. También hay que preocuparse de que tengan agua a su disposición.

 

Tendremos que responsabilizarnos también de su salud, de prevenir enfermedades, proporcionarle cuidados veterinarios, atenderle en las enfermedades que pudiera tener y evitarle padecimientos.

 

Y por último, cuando aceptamos la propiedad de una mascota, nos tenemos que responsabilizar de algo mucho más importante: de SU BIENESTAR. Tenemos que quererlo, respetarlo, mostrarle afecto, cuidarlo, jugar con él e integrarlos en nuestra vida familiar. Por eso la decisión de tener mascota tiene que ser una decisión personal. Sólo la puede tomar uno mismo porque uno no puede decidir que otro tenga que asumir tantas responsabilidades. Los perros NO SE REGALAN.

 

Si estás preparado a asumir estas responsabilidades, puedes plantearte tener un animal de compañía, pero si no es así...

Escribir comentario

Comentarios: 0